Las pestañas largas y abundantes hacen que la mirada cambie y luzca deslumbrante. El volumen en las pestañas otorga al ojo una mejor apariencia, haciendo que este se vea más grande, redondo y seductor. Sin embargo, muchas veces el espesor natural no es el deseado y debemos recurrir a una ayuda extra. Las pestañas postizas cumplen muy bien esta labor y, si se colocan del modo adecuado, se verán realmente naturales. Colocar pestañas postizas puede ser un poco difícil, pero existen varios trucos para facilitar el trabajo.

Los primeros pasos

Hay muchos modelos de pestañas postizas, pobladas o extra largas, solo es cuestión de elegir según la ocasión o el tipo de maquillaje a utilizar. Generalmente es recomendable comprar las de cortina, que son aquellas de una sola línea seguida. Antes de colocar pestañas postizas se deben medir para que no sean más largas que el ojo. Para obtener una mejor medida se pueden colocar en el párpado y marcar el lado restante.
La pega
Quizá la parte más difícil de colocar pestañas postizas es la pega, sin embargo, un truco sencillo es poner la pega en la parte exterior de la mano que menos se utilice y pasar levemente la parte externa de la banda de pestañas. Siempre es mejor esperar un momento que la cola seque para pegarlas mejor. Posteriormente se debe colocar la banda sobre la línea natural de las pestañas. Estas no se deben mover hacia al frente, sino de arriba abajo, de otra forma la línea de pestañas no llegará a la base natural. Luego se deben dejar secar naturalmente en su lugar sin sostenerlas ni presionarlas.
La máscara
Para darle un acabado natural es necesario utilizar el rímel, de esta forma las pestañas naturales se mezclaran con las de cortina. De igual forma, es recomendable aplicar un poco de delineador en la parte del párpado para ocultar los restantes de la pega.

 

Te gusto el articulo?, tienes una duda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *