Cuando hablamos del cuidado de la piel, los lavados diarios y profundos son muy importantes para eliminar todas las impurezas, la sequedad o la grasa. Para tener una piel sana y bonita las rutinas para limpiar el rostro son fundamentales, pues evitan la aparición del acné y otras lesiones que se producen por la acumulación de bacterias y basura que recoge la piel durante el día.

Paso a paso

-El primer paso es utilizar un limpiador suave y retirar el maquillaje en caso de utilizarlo. Hay diferentes tipos de desmaquilladores, desde cremas y bases acuosas hasta leche. Es importante tomar en cuenta el tipo de piel y la textura de los limpiadores a elegir.
-Los exfoliantes ayudan a retirar las impurezas acumuladas en los poros de la piel. Siempre es bueno aplicar un tónico astringente que cierre los poros para evitar que entre más suciedad en el rostro. Al igual que los otros productos utilizados en las rutinas para limpiar el rostro, es necesario conseguir el adecuado para el tipo de piel que se tenga.
-Es necesario completar las rutinas para limpiar el rostro con una crema hidratante. Lo más recomendable es utilizar gels libres de grasa y de silicona, esto evitará que los poros se obstruyan. Las cremas hidratantes nutritivas aportan vitaminas a la piel que mejoran el tejido del rostro y lo fortalecen.
Datos que debemos tomar en cuenta
Generalmente las limpiezas diarias tienen tres pasos básicos y fundamentales: limpieza, tonificación e hidratación. Los productos aplicados varían de acuerdo al gusto y, por supuesto, al tipo de piel. Sin embargo, lo recomendable es seguir con los tres pasos básicos para mantener un rostro sano y estéticamente hermoso. Para retirar el maquillaje o aplicar cualquier artículo siempre es mejor utilizar un algodón que resulte suave para el rostro.

Te gusto el articulo?, tienes una duda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *